Impuntualidad… ¿Pretexto o emergencia? Puedes perderte de un buen negocio

El tráfico, descompostura del auto, hasta un policía están entre las excusas más comunes para la impuntualidad. Pueden ser amigos, familiares, invitados, compañeros de trabajo, clientes o perfectos desconocidos, sin importar esto la tardanza es una grave falta de respeto.

Esperar tiene límites pero cuando tienes serio interés en tratar un negocio esperas irrazonablemente.

¿Nuestra cultura ha descartado la importancia de ser puntual?

¿Es necesario hacer la recomendación para que no lleguen tarde?

¿No podemos tener suficiente respeto por el tiempo y el esfuerzo de la otra persona para asistir a la hora en que dijimos que lo haríamos?

¿Ni siquiera la tecnología ha logrado corregir ese comportamiento?

La impuntualidad afecta los pactos comerciales.

Veamos, llegar tarde significa más de lo que parece. Hay ideas preconcebidas sobre el asunto:

  • Crees que eso te da importancia y serás el foco de atención cuando cruces la entrada.
  • Piensas que el tiempo del resto está a tu servicio incondicionalmente.
  • Que eres indispensable y no van a despedirte.
  • De vez en cuando no causa ningún daño a tu imagen ni a las personas.
  • Con que te disculpes cada vez queda en el olvido.
  • Cualquier cosa que digas será un buen pretexto.

De números y porcentajes

Debo contarte que  la impuntualidad fue, según un artículo de la revista Veinte Mundos; la razón de la pérdida de 2,300 millones de dólares anuales en Perú, durante el régimen del expresidente Lucio Gutiérrez.  Continúa aseverando el artículo… “En América Latina, la impuntualidad prácticamente no tiene límites, hasta el punto de que las mismas autoridades políticas llegan tarde a las sesiones y debates de estado y actos oficiales.” México sin duda tiene su lugar en las estadísticas:

  • “El Gabinete de Comunicación Estratégica de México realizó una encuesta sobre la impuntualidad de los mexicanos y se obtuvo como resultado que más del 60% de los compatriotas dicen ser impuntuales en el ámbito laboral y académico…” *Universia –“Por qué los mexicanos somos tan impuntuales”

Si una persona tarda más de 15 minutos en llegar a una reunión, vete y no lo hará más, estás en tu derecho.-Autor desconocido.

¿Cómo remediar la impuntualidad?

Podría hacer una lista de 10 o 12 cosas que pueden ser evitadas simplemente con prepararse anticipadamente para la salida, de tal forma que cualquier imprevisto (al que hemos dado en llamarle emergencia) no dañe la cadena de actividades planeada desde el día anterior o quizá con semanas de antelación.

Si hablamos de tráfico entonces salgamos minutos antes para evitar retardos por accidente, fallo de semáforo, auto descompuesto a mitad de nuestra ruta.  Pensar con previsión nos hace exitosos no solo combate la impuntualidad sino que mejora pactos comerciales.  Escuelas de negocios en el mundo tratan el tema con una asignatura, países hacen leyes para que los empleadores puedan despedir elementos impuntuales.  ¡Sé inteligente, sé responsable y planea a tu alrededor! Ser puntual significa que estimaste el tiempo por cualquier conflicto de última hora.

Algunos días en verdad la emergencia llama a nuestra puerta por la enfermedad de algún familiar, un siniestro, llanta ponchada, inundación o terremoto.  Entonces realmente sin esforzarnos por emitir la mejor de la disculpas, simplemente salta a la vista que llegar tarde fue la única opción.

Esperar tienen límites.

Por último para que  reflexiones y hagas cambios ¿Qué tal algunas frases de personajes sobresalientes?

  • Mejor nunca que tarde.-George Bernard Shaw.
  •  Mejor tres horas demasiado pronto que un minuto demasiado tarde.-William Shakespeare.
  •  La puntualidad es un rasgo esencial del maestro. Es una fundación, no un adorno.-Boyd K. Packer.
  •  Llegar tarde es una forma de decir que tu propio tiempo es más importante que el tiempo de la persona que te espera.-Karen Joy Fowler.
  •  Llegar tarde es una forma de decir que tu propio tiempo es más importante que el tiempo de la persona que te espera.-Karen Joy Fowler.

¿Qué  formas conoces para organizar el tiempo? ¿La tecnología te ha ayudado a llegar puntual? ¡Deja tu comentario y charlemos!