¿Eres una emprendedora creativa?

0
71
¿Se nace o se hace?

” Ser creativo: Ver lo mismo que todos… pensar distinto de todos”

Cada día crece más la ola de emprendedoras en México y  el mundo, las noticias sobre mujeres  que  están teniendo éxito en los negocios online de diversos tipos, como blogging, creación de aplicaciones o negocios del nuevo milenio relacionados sobre todo con internet; está desatando el noble ideal del emprendimiento y empoderamiento femenino.

A raíz de eso pensé en ir al fondo del asunto e investigar sobre la creatividad y el pensamiento creativo. ¿Nacemos creativos, aprendemos a serlo con el tiempo, aprendemos sólo si lo practicamos?  Veamos a continuación.

Es la creatividad sin duda una de las cualidades más hermosas de los seres humanos, aunque algunos piensan que es exclusiva de grandes visionarios, artistas o empresarios exitosos, la verdad es que este don puedes verlo en todos los seres humanos.

Imaginar… Inventar.

La habilidad innata de imaginar viene incluida en el paquete desde el nacimiento. Ciclos diferentes en la vida de las personas detonan la creatividad, lo cierto es que nadie crea de la nada, siempre nos inspiramos basándonos en otros. Además el tamaño de la creatividad puede estar relacionado con las  circunstancias de cada persona.  Lo creado surge en medida de lo conocido y es mayor si estás preparada para recibirlo.

Las palabras creativo y emprendedor van más allá de la definición que encuentres en el diccionario, llevan consigo gran dosis de pasión, sueños y realidad juntos; dedicación, trabajo, esfuerzo, riesgo, humildad, tolerancia, resistencia y generosidad.

Produce una mejora, hace sencillo el proceso.

Una negociante creativa es aquélla que puede ver oportunidad donde nadie más. Crea caminos, aprende, investiga. Sobre todo, está segura que saldrá victoriosa. Su finalidad es la mejora, es decir, hacer algo de forma eficaz en beneficio del resto.

La imagen de los emprendedores hace que todo mundo quiera ser parte, pensando en lo glamoroso que puede ser trabajar como tu propio jefe, viajando, dando entrevistas, tomándote fotos, pero nada es de la noche a la mañana: aprendizaje y esfuerzo impulsan esta actividad como todo en la vida.  No hay magia únicamente estudio, trabajo y compromiso detrás de las historias de éxito.  Aún detrás de aquellos lanzamientos que no prosperaron, hubo crónicas de  ánimo, sacrificio, sudor y empeño.

Emprender no es algo que cualquiera intente aunque parezca atractivo, porque van incluidas responsabilidades, inversión, estrés en altas dosis si no te sabes manejar y todo esto puede hacer que dediques más tiempo del debido, resultando poco redituable y frustrante al mismo tiempo.

Entonces… ¿Emprender sí o no?

¡Si quieres, claro que sí!  Disfrutando del camino, utilizando tu experiencia y conocimientos, que pueden ser tan variados o relativos ya que constantemente hay a quien enseñar y quien te enseñe.

En consecuencia, la buena noticia es que naciste creativa pero puedes entrenarte para estallar tu ingenio, aquí te anoto algunas sugerencias para allanar el camino; junto con ellas es imprescindible dejarte la frase del inolvidable emprendedor creativo Steve Jobs:

“Crear es simplemente, una cuestión de conectar los puntos” 

1.- Analizar problemas del contexto: Observar el entorno y suponer que atravesamos por la misma situación que otro, ¿qué haríamos? ¿Cómo resolveríamos su conflicto?

2.- Considerar que en los negocios siempre hay problemas por resolver, lo mismo que en la vida y que deberás estar siempre preparado para enfrentar dilemas. Ejercita tu chispa pensando por qué ocurrió el asunto.

3.- Lluvia de ideas! Una sencilla práctica en las aulas de clases puede llevarse al entorno de tu negocio.  De varias ideas elige la más viable, que se ajuste mejor a la necesidad o sea económica.

4.- Experimenta haciendo lo que otros no harían: fomenta tu inventiva escribiendo ¿Qué tal si…? ¿Qué habría pasado si…? ¿Si lo hubiera hecho así…?

Lo más relevante de esto es que ahora  sabes si eres una afanosa creativa, si  necesitas fomentar tus ideas o tienes lo que se necesita para lanzarte a la aventura llamada “Soy mi propia jefa”.  ¡No te vayas sin decir adiós y cuéntanos tus hazañas online!

¡Cuéntame qué piensas de esto!